La ampliación del talento podría acelerar la presencia de mujeres en la alta dirección de las empresas

La CNMV acaba de publicar su informe anual sobre la presencia de mujeres en los consejos de las empresas cotizadas españolas, en el que destaca que el porcentaje de presencia femenina hay subido tres puntos en 2020, hasta situarse en el 26,1%, con un total de 331 consejeras frente a las 299 de un año antes. La CNMV indica que ha habido un avance, pero a un ritmo más inferior al deseado. Sigue siendo escaso el número de consejeras ejecutivas, cuyo peso se sitúa en el 5,5%, frente al 5,4% de 2019, con un total de 11 mujeres, las mismas que un año antes. Las 4 consejeras ejecutivas del Ibex 35 han pasado de representar el 5,8% sobre el total en 2019 al 6,1% en 2020.

Desde la Fundación Woman Forward evaluamos el papel jugado por la CNMV de forma positiva, reconociendo que ha sido necesario, pero no es suficiente. Hasta la fecha actual, lo que ha demostrado la investigación científica y la comparativa internacional, es que el mercado no mejora la posición de las mujeres en puestos de decisión, si no se ejerce una cierta presión por parte de diferentes Stakeholders. Ciertamente el papel jugado por la  CNMV a través de la Recomendación del Código de Buenas prácticas ha sido eficaz en este sentido en España para las empresas cotizadas. Por otro lado, el hecho de que se hayan cumplido los objetivos para las empresas del Ibex 35, pero no para las de menor capitalización bursátil, confirma que la presión de los medios de comunicación ejerce también un papel importante. 

A nivel Internacional,  podemos observar el mismo fenómeno.  En Italia la presión de los medios de comunicación detentados por mujeres, jugó un papel decisivo en la adopción de la ley de cuota rosa, determinante para cambiar la situación de las mujeres en la selección para los puestos de máxima decisión en las empresas y mejorar el gobierno corporativo de las empresas cotizadas de forma sustancial. De forma similar, en Francia la ley Cope-Zimmermann, ha convertido a Francia con un 44 % de mujeres en los consejos de las empresas del CAC 40, en el líder mundial tan solo por detrás de Islandia.

Sin embargo, dado que dicha legislación aún no se aplica a los comités de dirección, el porcentaje de mujeres en dichos órganos apenas mejora en uno 1 % anual, de forma similar a España.   La presión de la prensa tanto en España como en el resto de países, se centra en las empresas cotizadas, por lo que en las empresas que quedan fuera de este ámbito, aun representado una parte mas importante del mercado,  la presencia de las mujeres en los órganos de máxima decisión, desciende de manera importante. De esta forma,  según la base de datos de la OCDE, Analytical Database on Individual Multinationals and their Affiliates, las mujeres representan solo el 16% de los consejos en las 500 principales empresas multinacionales (por capitalización de mercado), con cuotas que descienden al 12% en el sector tecnológico.

Sigue por tanto siendo necesario seguir ejerciendo una labor de sensibilización en el mercado sobre el valor que crea la diversidad, pero cada vez mas países están asumiendo que es necesario adoptar medidas legislativas para conseguir una igualdad de oportunidades plena, en particular en relación con la adopción de sistemas de gestión de la igualdad; desde un índice para medir el grado de igualdad en las organizaciones, hasta una certificación como la Certificación en igualdad y competitividad WF©, verificada por EQUA y la World Compliance Association, que hemos creado en la fundación, pionera en España y que permite comparar a las empresas y establecer un benchmark, útil para que las empresas se decidan a mejorar sus propuestas para atraer y retener el talento femenino. 

comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *