La visibilidad de las mujeres es la clave para disminuir el techo de cristal

«Estamos hartas de oír tantas veces lo mismo. Queremos pasar a la acción. El techo de cristal se rompe haciendo, no hablando». Así comenzaba Irene Navarro, presidenta de la Asociación de Mujeres Directivas y Empresarias, la jornada organizada por elEconomista titulada «La realidad en el liderazgo femenino». Para Navarro, se debe realizar un análisis de diagnóstico para saber dónde hay techo de cristal y la comunicación y la visibilidad del trabajo de las mujeres son totalmente imprescindibles para romper esta barrera: «necesitamos mucha ayuda de los medios, necesitamos ser visibles y contar lo que hacemos, para que las mujeres tan buenas puedan seguir subiendo», afirmó Navarro. Por ello, agradeció su labor a elEconomista por haber dado voz a Isabel Solá, una científica encarga de la elaboración de una de las vacunas del Covid-19. Este medio la premió y a raíz de ahí su figura comenzó a tener presencia y relevancia en más medios de comunicación. Y Navarro está segura de que «en el próximo foro empresarial se encargarán de que haya más presencia femenina».

Para Beatriz López Gil, directora de desarrollo de negocio de Unilabs España,el techo de cristal no tiene que ver tanto con el sector al que pertenezcan las mujeres, sino con temas históricos. En su compañía, ubicada en el sector sanitario, la presencia de la mujer es alta, incluso en los altos cargos en los que las mujeres representan el 35% en dirección y el 65% en los puestos de responsabilidad secundaria, como managers: «el hecho de estar tan representadas en los puestos de dirección es sinónimo de que vamos en el buen camino», apunta López Gil que ve la solución del techo de cristal en «una gestión basada en el mérito y no en la discriminación».

Para Ester García, CEO de Havas Media Group, sin embargo, la solución pasa por impulsar «la capacidad y la diversidad, no solo en el género, en los comités ejecutivos». Para ella, el sector agencias ha sido siempre un sector muy femenino y su compañía ha logrado ser la única en poseer una paridad real en su comité ejecutivo. Esa búsqueda de la diversidad les ha llevado a impulsar sectores en las que destacaban muy buenas profesionales mujeres. Además, desde su ámbito de las agencias, quieren concienciar a las empresas que la comunicación también debe ser distinta cuando se dirija a mujeres: «en el sector de la automoción, por ejemplo, las mujeres tienen un peso en la decisión de compra superior al 70%, pero un 80% de ellas reconocen que no se sienten representadas en la manera en que las marcas comunican».

comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.