Cómo avanzar en igualdad en el sector de la Abogacía

El sector de la abogacía es el sector menos igualitario en España en relación con la representación de las mujeres en los puestos de decisión 

Esta circunstancia, adquiere mas relevancia aun, porque se ve agravada por el hecho de contar con un porcentaje incluso superior al 50% de licenciados en derecho de género femenino desde hace ya cuatro décadas; sin embargo, cuando analizamos las posiciones más altas, la proporción de hombres sigue siendo muy elevada porcentualmente, en relación con la representación de género masculino al inicio de la carrera profesional.  

Este hecho pone de relieve una vez mas que la igualdad de género real y efectiva, no es un proceso espontáneo, que se consigue con el simple devenir del tiempo, sino que debe ser dirigido y apoyado por la sociedad y el sector concernido. 

Por otro lado, analizando el sector, constatamos que la percepción del progreso en relación con la consecución de dicha igualdad, esta siendo muy diferente si interrogamos a hombre o a mujeres. 

Según los resultados de la investigación de la Fundación Woman Forward La visión de los hombres sobre la igualdad en la empresa española”, mientras el 74% de los hombres informan que se han realizado progresos, solo el 48% de las mujeres está de acuerdo con esa declaración. La investigación de la Fundación, recoge entre otros, resultados del estudio realizado por la Law Society, –un organismo profesional independiente que representa y gobierna a los abogados de la jurisdicción del Reino Unido, que realizó el año pasado una encuesta a 7.781 miembros del sector legal, a la que respondieron 5.758 mujeres abogadas y 554 hombres abogados-, hecho en sí mismo que pone en evidencia el diferente interés sobre los temas relacionados con la igualdad entre los abogados y las abogadas.  

Las barreras mencionadas más frecuentemente en relación con el avance profesional en el 2020 se refieren a:  

  1. Sesgos inconscientes con un 52%, 
  2. Desequilibrios en la conciliación de la vida laboral y personal con 49% y 
  3. Falta de redes profesionales para la promoción con un 46%.  


Todos los seres humanos tenemos sesgos, hecho que no es inherentemente malo. Dichos sesgos permiten a priori hacer suposiciones y categorizaciones de cosas y tareas nuevas, que permiten tomar decisiones rápidas. No obstante, los juicios rápidos pueden sentar las bases de estereotipos, prejuicios y discriminaciones. Incluso hoy en día, los sesgos inconscientes tienen habitualmente un importante impacto en las decisiones y el comportamiento de la organización.  

Por este motivo se debe ayudar a crear conciencia sobre ellos, proporcionar herramientas para ajustar estos patrones de pensamiento y, en última instancia, eliminar los comportamientos discriminatorios. Hasta ahora, solo el 11% de los despachos declara incluir formaciones para combatir su impacto en el lugar de trabajo.  

Garantizar que el personal, líderes y gerentes sean conscientes de sus propios sesgos promueve una cultura laboral más inclusiva y equitativa. Con respecto a este aspecto, el 43% de los encuestados informó que las formaciones en diversidad e inclusión se realizan constantemente en sus organizaciones.  

Sobre la flexibilidad horaria, el 91% comparte que esta modalidad es fundamental para mejorar la diversidad en la profesión legal. Las diferencias de género en este aspecto son marginales. El 93% de las mujeres compartieron esta opinión, en comparación con el 88% de los hombres. El 52% de las políticas de trabajo flexibles de la organización de las personas encuestadas ya se han aplicado de manera consistente. El 37% declaró que su organización tendría disposición para ello, pero aún no se ha cumplido de manera consistente. Y tan solo el 11% informó que su organización no tendría disposición para implantar medidas de flexibilidad laboral.  

En cuanto a la brecha salarial de género, el 60% de las personas encuestadas declararon que estaban al tanto de su existencia dentro de su organización. De este 60%, solo el 16% informa que su compañía ha tomado medidas visibles para reducir la brecha, a pesar de que la legislación prohíba expresamente remunerar el mismo trabajo de manera desigual por motivos de género. Especialmente en términos de bonos u otros beneficios relacionados con el desempeño, las mujeres aún ganan significativamente menos.  

La Fundación Woman Forward, en colaboración con ISDE, celebran el congreso: “La igualdad en la abogacía en España. Herramientas para avanzar” en próximo día 10 de marzo en la Cámara de Comercio de Madrid, que podrá seguirse también on-line con el objetivo de sensibilizar al sector legal sobre estos resultados, presentar y debatir iniciativas que creen valor para diferentes grupos de interés y puedan ser útiles para avanzar hacia una igualdad real y efectiva, teniendo en cuenta la estrategia de la interseccionalidad, –la combinación del género con otras identidades o características personales y la forma en que estas intersecciones originan situaciones de discriminación singulares– como principio transversal. 

Para más información: https://womanforward.org/eventos-igualdad-de-genero/  

comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?